Saltar al contenido
Foro Iguanas

Iguana Marina de Galápagos

Imagen de cabecera de la iguana marina

Se dice que evolucionaron de las especies de iguanas que vinieron de América del Sur hace muchos siglos. Vinieron flotando en el mar entre escombros y balsas de vegetación, por lo que aprendió a nadar y desarrolló escamas.​ Son muy similares a las Iguanas Terrestres pero, a diferencia de estas, las iguanas marinas no están divididas en distintos tipos, ni según su procedencia, ni según su color o características.

Características de las iguanas marinas

Su cuerpo de color negro se encuentra cubierto de pequeñas espinas en la cabeza y a lo largo de su espalda, lo que le permite disuadir o ahuyentar a sus depredadores.

Son animales bastante tímidos y reservados. Se asustan con facilidad a pesar de que su aspecto diga lo contrario. Tienen toda la apariencia de ser animales dominantes de su ecosistema y ser ellos los depredadores. Nada más lejos de la realidad.

¿Cuánto puede llegar a medir una iguana marina?

Al igual que les ocurre a otras especies de iguanas, las hembras suelen ser más pequeñas que los machos. Los machos tienen que ser grandes y fuertes, porque son los que buscan el alimento en donde sea necesario, nadando y llegando a sumergirse en el mar todo lo necesario para ello. Por tanto, pueden llegar a medir 1,40 metros, de los que 80 cm corresponden a la cola, y pesar alrededor de 15 kg. Las hembras son mucho más pequeñas que los machos en este tipo de iguanas, llegando a medir la mitad que ellos: 0,6 metros de largo.

Dónde viven las iguanas marinas

Son conocidas como las iguanas marinas de Galápagos, porque las Islas Galápagos son su hábitat. Habita en las costas rocosas, en las que hace su vida intercalando el mar con la roca de la que absorben el calor para poder vivir. Se pueden ver en manglares y playas también.

Qué comen las iguanas marinas

Sólo comen algas. Para ello, los machos que son animales más grandes y fuertes pueden llegar a hacer cualquier cosa por conseguirlas. Nadar, bucear y permanecer en aguas profundas a temperaturas extremadamente bajas es algo normal en ellos.

De todas formas, si pueden buscan el alimento lo más cerca de la costa posible, donde rompen las olas o en la zona donde se generan, un poco más adelante.

Las hembras aprovechan la comida que los machos puedan traer, y esperan a encontrar algas expuestas en plena orilla, cuando la marea les da tregua.

¿Cuántos años viven las iguanas marinas?

Suelen vivir unos 10 ó 12 años. En algunos casos, pueden vivir menos.

¿Cuál es la conducta de la iguana marina de Galápagos?

Deben estar un buen rato al sol en grupo para calentarse después de pasarse un buen rato en el agua helada de Galápagos mientras se alimentaban.

Las iguanas marinas raspan las algas de las rocas con la ayuda de sus hocicos cortos y dientes afilados largos. Las colas aplanadas están bien adaptadas para nadar por el agua como cocodrilos, y esas garras afiladas se utilizan para aferrarse a las rocas aunque haya fuertes corrientes.

En muchas ocasiones las algas más suculentas y frondosas se encuentran en la zona de rompiente. Esto supone una formidable barrera para las iguanas jóvenes, pero los adultos en plenas facultades no tienen mayor problema en acceder hasta ellas.

Cómo se reproducen

Son animales ovíparos, producen huevos cada dos años, o casi cada año, en función de las cantidades de comida de la que puedan disponer.

Los machos copulan a las hembras, a las que permiten tantear su territorio y alimentarse de él, pero siempre y cuando ellas localicen al macho que mejor olor desprenda.

Las hembras depositan huevos en hoyos excavados en el suelo. Se van a asegurar siempre de que están depositados en lugares acogedores y calientes, y al margen de posibles peligros que puedan sufrir. Cuando los huevos eclosionan, las iguanas bebés tienen que aprender a sobrevivir sin la ayuda de sus padres.

¿Cómo respiran las iguanas marinas?

Un metabolismo capaz de trabajar sin renovar el aporte de oxígeno y la capacidad de disminuir voluntariamente su ritmo cardíaco, permiten a las iguanas marinas hacer inmersiones que pueden llevarlas a estar más de una hora en aguas muy profundas.

Cuando están alimentándose en el mar, es normal que ingieran mucha sal, por lo que tienen un proceso para expulsarla y evitar que se acumule. La peluca blanca que suelen llevar las iguanas marinas es en realidad una incrustación de sal. Este aspecto distintivo proviene de expulsar ese exceso de sal a través de una glándula especial cerca de sus fosas nasales.

Unas garras afiladas capaces de soportar el embate de las olas consiguen mantenerlas en mitad de las rompientes y les permiten acceder con éxito a las algas.

¿Cómo se desplazan las iguanas marinas?

Mientras pueden las iguanas marinas se alimentan de las algas de las orillas. Cuando estas escasean entran en el agua, impulsadas por los poderosos músculos de sus colas planas, se sumergen buceando hasta el fondo marino. Son grandes nadadoras, al verse obligadas a serlo para poder alimentarse, ya que sólo se alimentan de algas, y no siempre están en la costa.

Las iguanas marinas de galápagos disponen de una membrana entre los dedos de sus pies, aletas dorsales y una cola alargada, mediante la que se desplazan gracias a sus movimientos ondulatorios. Esta anatomía distintiva le permite a este animal desplazarse ágilmente, nadar y recorrer el mar a grandes velocidades, aunque en tierra no son tan habilidosos y gastan una energía considerable para desplazarse. Además, estas iguanas poseen garras muy afiladas en sus extremidades, que le sirven para sortear el vaivén de la marea y salir a tierra.

Pueden llegar a bucear hasta 10 metros.