Saltar al contenido
Foro Iguanas

Iguana de Roca de las Bahamas del Norte

Cyclura cychlura

De la familia Iguanidae, las llamadas iguanas de roca de las Bahamas del norte tienen por nombre científico Cyclura cychlura y es una especie endémica de las Islas Bahamas, distribuyéndose solo en las islas de Exuma y Andros

Características

La iguana de roca de las Bahamas presenta dimorfismo sexual y puede apreciarse fácilmente ya que los machos son de mayor tamaño y presentan poros femorales más prominentes que las hembras de la especie. 

En cuanto a su tamaño, son las más grandes de la isla y pueden alcanzar una longitud total de 1,5 metros. El color de su piel es variable y va desde gris oscuro a negro, tiene escamas que van de amarillo a verde o color naranja en sus patas, cabeza y crestas dorsales.

En su estado adulto, cambian de color por un tono rojo o naranja brillante, que contrasta con las zonas más oscuras del animal y las patas se tornan negras.

Alimentación

Las Cyclura cyclura son animales herbívoros que consumen hojas, flores, frutas y bayas. Ocasionalmente pueden incluir larvas de insectos, hongos y aves muertas, por lo que se considera que son carnívoras oportunistas.

Cómo es su hábitat

Su hábitat está fragmentado y ha disminuido su extensión considerablemente debido a factores como la tala, los incendios forestales, la evolución de la zona y el transporte. Las iguanas de roca de las Bahamas prefieren los bosques subtropicales secos, las zonas de playa que tienen vegetación, los manglares y las zonas costeras.

Cyclura cychlura

Suelen habitar, en su adultez, en grietas de piedra caliza o en madrigueras, en zonas de arcilla arenosa. Los más jóvenes suelen trepar a árboles y arbustos. También es frecuente que se refugien en los agujeros de árboles muertos.

Reproducción 

Desde el mes de abril hasta los primeros días de mayo, se produce el apareamiento de la especie. Sus huevos, a diferencia de otras especies, son depositados en nidos que excavan para el desove ubicados en montículos de termitas. Usualmente las hembras utilizan cada año, el mismo montículo para desovar.

Las hembras cuidan celosamente sus nidos hasta el momento de la eclosión. Una vez que salen de sus huevos, las crías se alejan del nido en dos o tres semanas, y las probabilidades de sobrevivencia son escasas hasta que alcanzan el mes de edad, debido a la gran cantidad de depredadores.

La expectativa de vida de las iguanas de roca de las Bahamas es de aproximadamente 20 años, si superan su primer mes de vida. Sin embargo, en cautividad se sabe de iguanas que han llegado a vivir hasta 33 años.

Curiosidades de la iguana de Bahamas del Norte

Su descubrimiento como una nueve especie fue realizado por Georges Cuvier (1829), sin embargo, análisis posteriores demostraron que la iguana cychlura es pariente de la Cyclura nubila y  la Cyclura lewisi, endémicas de Cuba y el Gran Caimán (Catherine Malone). Se conocen 3 subespecies la C. cychlura cychlura, ubicada en la isla de Andros, la C. c. Inornata, habitante del Cayo Allen y la C. c. Figginsi que se encuentra en la isla Exuma. 

Es una especie clasificada como “vulnerable” de acuerdo a la UICN y se estima que la población no supera los 5000 individuos. ​

Amenazas de la especie

Sus depredadores naturales son los perros, los gatos, los cerdos y la cabra, principalmente en la isla de Andros. Sin embargo, en Exuma, la amenaza está constituida por construcción de carreteras y viviendas en las islas y los continuos incendios forestales derivados de labores agrícolas y para la caza de animales como los cangrejos, así como por la caza indiscriminada.

A fin de preservar la especie, el CITES la incluyó en su Apéndice I y, a nivel nacional, es una especie protegida desde 1968 a el país.

Sin embargo, una amenaza más se suma a las diversas que tiene la especie en las islas, y es que los turistas alimentan a las iguanas causando severos problemas de salud en ellas. La situación con los turistas ha afectado considerablemente la salud de las iguanas de la especie, ya que les ofrecen carne, lo que ha elevado sus índices de colesterol. En este sentido, los operadores turísticos locales alertan sobre la alimentación de las iguanas y les indican que solo deben darles uvas y pan, pero los expertos aseguran que lo mejor es prohibir la alimentación de las especies, aunque las autoridades no lo consideran viable.