Saltar al contenido
Foro Iguanas

Iguana de Ricord

Cyclura Ricordi

La iguana de Ricord o iguana Ricordi tiene por nombre científico Cyclura Ricordi y, como lo indica su nombre, pertenece al género de las Cyclura y a la familia de los iguánidos. Es una especie endémica de la isla de La Española, aunque solo habita en algunas poblaciones al suroeste de República Dominicana. Su curioso nombre se debe al biólogo Alexander Ricord, quien la descubrió en el año 1826.

Características

Las iguanas de Ricord son animales grandes, que pueden llegar a medir entre 49 a 51 cm. Los machos de la especie son de mayor tamaño mientras que las hembras no superan los 43 centímetros. Su cola es del mismo tamaño de su cuerpo, con escamas en forma de anillos, y sus dedos son articulados, lo que les permite excavar en la tierra y trepar a los árboles con gran facilidad. 

Su cuerpo es de una tonalidad de verde a gris y posee seis líneas grises de un tono pálido, que se alternan con otras más oscuras que pueden llegar a ser negras.  No es perceptible la diferencia entre los adultos y los jóvenes de la especie. 

Sus ojos tienen la esclerótica de color rojo y el iris de un tono muy oscuro que puede llegar a negro. Poseen una visión muy buena que les permite detectar el movimiento y diferentes formas en distancias largas. También pueden ver el color e incluso ondas ultravioletas gracias a sus células sensoriales denominadas “conos dobles”. Sin embargo, la visión en penumbra es pésima. Tienen un tercer ojo en la parte parietal que funciona como foto-receptor que le permite detectar la luz y el movimiento, pero que no distinguir imágenes.

El dimorfismo sexual es evidente, los machos presentan crestas dorsales más grandes y poros femorales prominentes en sus muslos, además, son de mayor tamaño que las hembras de la especie.

Alimentación

Como todas las iguanas del género Cyclura, la Ricord es herbívora y consume hojas, flores, frutos y bayas de diferentes plantas. En su etapa adulta, pueden complementar su dieta con pequeños insectos e invertebrados.

Las iguanas de C. Ricord son fundamentales para la difusión de semillas en diferentes zonas debido a que consumen las frutas y excretan las semillas por sus zonas de tránsito, principalmente la hembra de la especie cuando busca un lugar para anidar y se ha demostrado que las semillas provenientes de la excreta de las iguanas se desarrollan más rápido que otras semillas esparcidas de manera natural (Allison Alberts, 2000) 

Distribución y hábitat

Su hábitat natural son los matorrales xerófilos secos, donde predominan los suelos de barro y arenosos. Suele excavar sus madrigueras bajo una vegetación densa y espinosa, también bajo rocas expuestas, arbustos o troncos, a fin de mantenerse a salvo de depredadores. En su etapa adulta son terrestres, mientras que los más jóvenes suelen ser arbóreos.

En la actualidad, solo se encuentran en Pedernales y el Lago Enriquillo, en República Dominicana y Haiti, pero se desconoce con precisión la cantidad de individuos de la especie.

Reproducción

El cortejo se inicia con fuertes sacudidas de cabeza por parte del macho para luego someter a la hembra tomándola por la nuca, y sujetándola fuertemente hasta colocar su cola por debajo de la hembra y copular. El acto no dura más de un minuto y medio y difícilmente lo realizan más de una vez al día. El apareamiento ocurre entre los meses de mayo y junio y las hembras ponen los huevos entre junio y julio.

La cantidad de huevos que pone la hembra dependen de su edad y tamaño y puede estar entre los 2 a los 18 huevos por vez. Son las hembras las encargadas de excavar los nidos en zonas soleadas. Pasados entre 90 a 100 días, las crías eclosionan entre los meses de septiembre y octubre. Los huevos de las Ricordi son los más grandes de su género.

Amenazas y Conservación

Las iguanas Ricord son una especie en grave peligro de extinción y está incluida en la lista roja de la UICN. Entre las amenazas a la especie se encuentran las actividades agrícolas, el continuo pastoreo de ganado, la producción de carbón y la deforestación de su hábitat en la zona. 

Asimismo, constituyen una grave amenaza para la especie, el hombre, por sus hábitos de caza y consumo, así como los animales que comparten su hábitat, como las cabras. Por otra parte, las iguanas C Ricordi compiten con el ganado silvestre por la comida en su zona y son bocado frecuente de las mangostas, perros y gatos, principalmente las más jóvenes.

Son muchas las organizaciones locales que promueven la conservación y protección de la especie. La IRFC, organización que promueve la conservación de anfibios y reptiles, así como sus hábitats naturales y ecosistema, se ha unido a organizaciones locales para trabajar en la protección de la Iguana Ricord, que permitan conservar la especie y crear consciencia mediante actividades educativas en la población.